Las personas tienden a odiar las contraseñas de computadora, esa típica mezcolanza de letras, números y caracteres especiales que se dice que es esencial para la seguridad digital.

Este código secreto parece imposible de recordar si añadimos las diferentes claves que tenemos en diferentes cuentas. Por eso, cada página de acceso tiene un salvavidas que dice “Olvidé mi contraseña”.

Te contamos que para el alivio de los usuarios de computadoras de todo el mundo, un nuevo estándar está emergiendo para las contraseñas, respaldado por un número cada vez más grande de negocios y agencias de gobierno.

Nunca más las contraseñas deberán ser cambiadas tan seguido, o incluir una línea incomprensible de caracteres especiales. La nueva dirección es una que prefiere menos complejidad y más longitud.

Las contraseñas más largas, conocidas como frases de contraseña, usualmente de 16 a 64 caracteres de largo, están apareciendo cada vez más como una ruta de escape a nuestros dolorosos inicios de sesión que solo un criptógrafo podría amar.

Una de las investigadoras dijo que “para equivalentes niveles de seguridad, más largo tiende a ser más útil para la gente”.

¿Cómo crear tu frase? Los especialistas recomiendan pensar en una frase sorprendente e impredecible, incluso sin sentido.

Sugieren escribir la frase de contraseña en la barra de búsqueda de Google para ver si el motor de búsqueda puede autocompletarla. Si esto ocurre, la frase es común y por lo tanto vulnerable a los piratas informáticos.

Asimismo, los expertos advierten no usar letras de canciones populares o líneas de poesía en las frases de contraseña.

Así que ya lo sabes emprendedor, empieza a utilizar frases de contraseña. Son más difíciles de descifrar y más fáciles de recordar.