Guatemala y las nuevas regulaciones de competencia.

Por: María Isabel Briz Goicolea

Durante los últimos meses, el tema de la libre competencia ha tomado relevancia dentro de los ámbitos económicos y legales del país, a la fecha, se han presentado distintas iniciativas de “ley de competencia” por distintos sectores empresariales y gubernamentales ante el Congreso de la República para su discusión; así como distintos gremios han comenzado a analizar dichas propuestas con el ánimo de crear una regulación adecuada que permita alcanzar una política del libre mercado. Pero, ¿es en realidad necesaria una nueva regulación?

Guatemala, conjuntamente con el resto de países de Centroamérica, Costa Rica y Panamá formaron parte del “Acuerdo por el que se establece una Asociación entre la Unión Europea y sus Estados miembros, por un lado, y Centroamérica, por otro”, comúnmente conocido como el Acuerdo de Asociación entre Centroamérica y la Unión Europea, Acuerdo que fue publicado en el Diario Oficial de la Unión Europea el 15 de diciembre de 2012 y comenzó a regir el 15 de mayo de 2013. Derivado de éste Acuerdo, los países centroamericanos adquirieron el compromiso de establecer políticas de competencia para prevenir las prácticas monopolísticas y concentraciones económicas, debiendo cada país adoptar regulaciones de competencia completas en las que se abordase lo siguiente: a) la regulación de acuerdos entre empresas y las asociaciones entre empresas que provoquen la concentración y que tengan como consecuencia el impedir, restringir o distorsionar la competencia; b) cualquier abuso, por una o más empresas, de una posición dominante o poder sustancial en el mercado o participación notable de mercado, tal como se especifica en sus respectivas leyes de competencia; y c) las concentraciones entre empresas que obstaculicen de forma significativa la competencia efectiva, tal como se especifica en sus respectivas leyes de competencia (Ref. Artículo 278 Acuerdo de Asociación entre Centroamérica y la Unión Europea). Conforme a las disposiciones referentes a la implementación del acuerdo, se estableció un período de tres años subsiguientes a la fecha de ratificación del acuerdo para la creación e implementación efectiva de una ley de competencia, venciendo dicho período en noviembre del año en curso.

A raíz del compromiso adquirido conforme al Acuerdo de Asociación entre Centroamérica y la Unión Europea y en aras de cumplir con el plazo establecido, las nuevas regulaciones de competencia pretenden crear y fomentar actividades económicas de libre mercado y que a través de las mismas se brinden más opciones y mejores servicios a los consumidores. Dentro de las propuestas más notables se puede mencionar la Iniciativa de Ley 5074 presentada ante el Congreso de la República de Guatemala por parte del Ministerio de Economía el 11 de mayo del año en curso. Dicha iniciativa, elaborada con base en distintas regulaciones internacionales estándar en materia de libre competencia, pretende crear un ambiente de competencia, con igualdad de condiciones y eliminación de cualquier tipo de privilegio, creando nuevas regulaciones para actividades como la prohibición de acuerdos de empresas que se dediquen al mismo tipo de comercio que pretendan crear ventajas injustas al consumidor, el aviso que deben dar sociedades al realizar acuerdos de fusión y la creación de una nueva Superintendencia de Competencia que será el ente encargado de velar por el cumplimiento de las disposiciones que dicha ley contemple.

A la presente fecha, Guatemala cuenta con disposiciones dispersas que regulan la libre competencia, comenzando con la Constitución de la República de Guatemala, la cual en su artículo 43 reconoce la libertad de industria, comercio y trabajo, en su artículo 119 regula el impedimento de prácticas excesivas que conduzcan a la concentración de bienes y medios de producción en detrimento de la colectividad y finalmente el artículo 130 que regula la prohibición de monopolios y privilegios, así como todas aquellas asociaciones que tienden a restringir la libertad de mercado o a perjudicar a los consumidores, limitando también aquellas empresas que absorben en perjuicio de la economía la producción en uno o más ramos industriales o de una misma actividad comercial. Habiéndose dispuesto en la Constitución el marco general, otras normativas como el Código de Comercio, La Ley de Comercialización de Hidrocarburos, La Ley de Bancos y Grupos Financieros, La Ley General de Comunicaciones y el Código Penal, regulan aspectos que inhiben las prácticas anticompetitivas e inclusive tipifican figuras delictivas como el delito del monopolio y otras formas de monopolio que con fines ilícitos impidan la libre concurrencia del mercado (Artículos 340 y 341 del Código Penal (Decreto 17-73 del Congreso de la República de Guatemala).

Si bien, de momento se cuenta con un marco regulatorio que funda las bases de la libertad de comercio, Guatemala ha adquirido un compromiso ante la Unión Europea el cual a fecha tiene in lapso corto de tiempo para poder cumplir, por ende, se estima necesario el implementar una normativa que a la vez permita cumplir con un compromiso internacional e incentive políticas económicas adecuadas para el país.

Por: María Isabel Briz Goicolea

mibriz@consortiumlegal.com.gt