La gran mayoría de las empresas son familiares, no solo en Guatemala si no en todo el mundo, y muchas de ellas son muy exitosas, pensemos en empresas altamente reconocidas a nivel mundial, ya sea mexicanas o extranjeras, que son ciertamente familiares. Por ejemplo Walmart, Bimbo, Carso, Ford, etc.

Las familias deciden emprender juntas o se van integrando en torno a la empresa por diversas razones, una muy importante es precisamente una de sus principales fortalezas: la confianza que se pueden tener entre ellos.

Lograr confianza entre los miembros de una empresa puede ser el resultado de mucho tiempo, mucho trabajo y dinero, y aún así no se tiene garantizado mientras que en muchas familias ya es un activo importante, que muchas veces va acompañado además de un fuerte líder que no es cuestionado. De modo que se puede iniciar una relación de negocios con mucha ventaja.

Sin embargo esa misma confianza puede convertirse en la debilidad de la empresa si las reglas que aplican a los empleados y/o socios no familiares no se aplican del mismo modo a los familiares. Exigiendo capacidad y resultados para ocupar un puesto o percibir un sueldo.

A veces resultará mejor “becar” a algún familiar con un ingreso obtenido de las utilidades del negocio antes que darle una responsabilidad para la que no tiene la actitud ni la capacidad de llevar a cabo, ya que no solo afecta los resultados del negocio por su trabajo sino también por el efecto desmotivador para el resto del equipo.

Otra regla importante es mantener una sana separación entre los asuntos familiares y los de del negocio, así por ejemplo la llamada de atención que debe realizar el líder a uno de los familiares porque su desempeño podría estar fallando, no debe afectar la relación familiar y no debe reflejarse por lo tanto en las reuniones familiares. Estas reglas también aplican en empresas con miembros amigos de muchos años que podría tener relaciones casi familiares.

Las empresas familiares se crean y tiene éxito en todos los países y como el resto de las empresas deben seguir un proceso de desarrollopara institucionalizarse.

Por otro lado los problemas por lo que pueda atravesar un negocio, por ejemplo falta de ventas o de ingresos, afectan directamente a toda la familia inmediatamente, de modo que se debe ser suficientemente inteligente para manejarlo afectando lo menos posible la relación del empresa.

Una herramienta muy poderosa que debe aprender a manejar el líder es el manejo de los conflictos; ayudando a manejarlo a cada uno de los miembros a través del perdón, que cada vez es una técnica mas extendida en las empresas. Eso requiere que el líder gestione el proceso y provoque por tanto un rápido y adecuado perdón entre los miembros.

Prueba cada estrategia y mide los resultados, para que puedas decidir si esa estrategia está funcionando o debes eliminarla cando antes. Y recuerda que aunque puedes encontrar referencias del mercado en cuanto margen de utilidad, enfócate en mejorar el tuyo continuamente y tu negocio seguro prosperará.