En un industria tan competitiva y dinámica es importante proyectar una imagen concisa, clara y poderosa. Dropbox surge en el 2007 y después de diez años necesitaba un REVAMP (give new and improved form, structure, or appearance to), necesitaba ser más relevante para un target tan demandante, cambiante y expuesto a tantas marcas de tecnología.

Lo interesante de este Rebranding es que a pesar que le apostaron a simplificar la marca, también muestran riesgo en cuanto a aplicaciones, ilustraciones, paleta de color y uso de tipografías. El nuevo logo rompe paradigmas tratando de convencer al ojo de que ya no es una “caja” sino una colección de superficies en una composición más isométrica, limpia y elegante. Este nuevo concepto es muy valioso para la marca ya que Dropbox pasa de ser un “espacio para almacenar archivos digitales” a un espacio de trabajo más dinámico que une a las personas y las motiva a intercambiar ideas. Increíble como un simple ajuste de forma y líneas generan un significado totalmente diferente y poderoso.

Salirse del cuadrado implica arriesgarse y esto lo vemos en una aplicación de color que podría aparentar ser random, pero el resultado final es muy armonioso y no nos recuerda a ninguna marca, un aspecto vital en una industria tan saturada y muchas veces monótona, aburrida.

El nuevo uso de color le da una personalidad hipster a la marca, tiene voz propia, (queremos ser mejor amigo de ella o que sea parte de nuestro grupo de amistades) nos invita a participar, nos hace sentir parte de ella. ¡Es como si 15 personas se hayan junta- do y cada una haya escogido un color al azar pero que al juntarlos crearon magia!

La mayoría de identidades se basan en uno o dos estilos y pesos de una familia tipográfica, en este caso utilizan mas de 21, nuevamente reforzando el concepto de “trabajo en equipo” bajo distintos puntos de vista. Por todas estas razones consideramos que este re-branding merece un 10 de 10.

Nice job Dropbox!

Rebrand DropBox 10/10

Por Mario Ruiz – Director General Roobik