Pasos para preparar la inversión de un emprendimiento

La Actividad Emprendedora Temprana –TEA-, indicador para medir el nivel de la actividad emprendedora de un país desde el Monitor Global de Emprendimiento (GEM), sitúa a Guatemala dentro del grupo de países con mayores niveles de actividad emprendedora, con una TEA del 20.1% (2016-2017), posicionando al país en el puesto 9 de 65 países entrevistados.  Dicha tasa es superior al promedio observado para países con una estructura económica similar (14.2%) y levemente superior al promedio observado en países latinoamericanos (18.8%)

Si bien la cantidad de emprendimientos en Guatemala aumenta, más del 61% de los startups (emprendimientos) están en etapas nacientes y enfrentan dificultades como la falta de acceso a inversión y dificultad para formalizar sus negocios.

“En nuestra experiencia, hay dos errores comunes que cometen los startups cuando buscan inversión: 1. Desconocen el tipo de inversionista que les conviene y 2. Carecen del “vehículo” adecuado, es decir, las estructuras legales correctas para recibir la inversión”. (Cristina Zachrisson, Directora Fundación Paso 2).

En Fundación Paso 2 hemos identificado de forma general, tres etapas a la hora de buscar inversión:

  1. Investigar y definir el tipo de inversión que te conviene.
  2. Crear las estructuras que posibilitan la inversión.
  3. Proceso de negociación con inversionistas.

 

Investigar y definir el tipo de inversión que te conviene: Lo más importante para definir el tipo de inversión que se adecúa a un negocio es definirlo realistamente, es decir, por medio de identificar: etapa; riesgos y garantías y valor de tu negocio.

“Una inversión es una relación entre el riesgo del negocio y su retorno potencial. A mayor riesgo percibido por el inversionista, mayor la maximización que buscará este de su inversión. Los opciones de inversión que existen se mueven en ese rango, y dependerá de la etapa y estabilidad de tu negocio para elegir a quién tocarle la puerta y tu posición para negociar” (CZ FP2).

Además, es importante mencionar que dos son los tipos de inversión que existen:

  1. Fondos Propios: La mayoría de emprendimientos exitosos inician usando ahorros, tarjetas de crédito o hipotecas, entre otros, pero lo esencial es que el emprendedor mantiene el 100% del negocio y la deuda no es del negocio, sino de la persona individual.
    • Nivel de requisitos bajo o nulo: No se hace necesito justificar un plan de negocios.
  1. Fondos de Terceros: Se cede parte del negocio (equity)
  • Inversión Privada “Ángel”: Individuos con capacidad de inversión (amigos, familia o personas adineradas), es apto para etapas iniciales donde los montos no son lo suficiente altos para interesar a los fondos de capital de riesgo y se recomienda asesoramiento legal ya que por la etapa y falta de experiencia pueden quedar lagunas en los compromisos adquiridos y surgir futuros problemas.
    • Nivel de requisitos medio-bajo: Plan de inversión; confianza en el equipo.
  • Capital de Riesgo (Venture Capital): Un fondo de inversión manejado profesionalmente que invierte en varios negocios para dispersar riesgos. Generalmente piden mayores retornos y ofrecen asesoramiento al negocio. Pueden invertir en parte con deuda y en parte a cambio de acciones para obtener mayor seguridad.
    • Nivel de requisitos medio-alto.
  • Fondos Públicos: Entrar a levantar fondos a través de la bolsa de valores requiere que un negocio cuente con un historial exitoso comprobado.
    • Nivel de requisitos, alto.
  • Inversionistas Estratégicos: Algunas empresas les interesa invertir en tecnologías o proyectos avanzados, generalmente en etapas donde ya se comprobó la utilidad. Además les importa más que un retorno económico, por ejemplo un posible uso de la tecnología o su adquisición.
  1. Deuda
  • Bancos: Es la opción más “barata” debido a que no se cede parte del negocio. Se requieren garantías (flujos de caja o bienes) y es apto para negocios estables con garantías.
  • Deuda Subordinada: Es una deuda que está subordinada a las demás deudas del negocio, por lo que la rapidez del pago de la deuda dependerá del flujo de caja del negocio. La deuda tiene mayor riesgo y por eso mayores tasas de interés y generalmente la usan los fondos de inversión.

“Como inversionistas nos corremos un riesgo mayor a lo que estaría dispuesto de hacerlo un banco tradicional. La inversión de riesgo no es para todos los emprendedores, por la naturaleza de la inversión, tiende a ser más costosa que un préstamo bancario. Cada emprendedor debe entender lo que implica recibir inversión de riesgo, y analizar si están dispuestos a recibir una inversión de este tipo”, (Julio Martinez, Pomona Impact).

  1. Crea las estructuras que posibilitan la inversión.

“Vemos muchos emprendimientos listos para inversión, pero que luego se frenan porque carecen de estructuras formales o bien no son adecuadas para poder recibir inversión de terceros, por ejemplo: tienen estructuras que no hacen posible la venta de acciones o carecen de mecanismos de repartición de ganancias y salida para un inversionista”,  (Kristine Bouscayrol, Directora departamento de Startups en Alegalis).

Dentro de los aspectos legales  a considerar,  Alegalis recomienda lo siguiente:

  • Sociedad Anónima (S.A.) versus Patente de Comercio: la Sociedad Anónima, permite la venta de acciones y participación de nuevos socios.
  • La estructura legal debe prever por medio de cláusulas futuras situaciones como posible salida de un socio, nuevos socios, venta o cierre del negocio, disolución de acciones y mecanismos de toma de decisiones.
  • Asesorarse sobre los diferentes tipos de acciones que existen, que conllevan a diferencias en la prioridad a la hora de repartir ganancias y en la toma de decisiones.
  • Empezar con el fin en mente: La mayoría de inversionistas buscan una salida del negocio, eso debe plasmarse en el contrato.
  • Registrar tu Marca o Patente
  • Crear acuerdos de Confidencialidad
  • Asesorarse sobre la estructura fiscal más adecuada

 

  1. Proceso de negociación con posibles inversionistas.

 Una vez se ha hecho el match entre emprendimiento e inversionista, comúnmente los pasos y aspectos a tomar en cuenta serán los siguientes:

1.Estructura de inversión: Definir si el inversionista participará como socio dentro o fuera del negocio y la prioridad en la repartición de ganancias.

  • Dentro: A través de acciones (comunes o preferentes) u obligaciones convertibles en acciones. El tipo de acciones definirá la prioridad en la repartición de ganancias y el modo de toma de decisiones.
  • Afuera: Préstamos; deuda.
  1. Due Dilligence: Proceso en el que el inversionista realiza un diagnóstico del negocio.

Julio Martínez, de Pomona Impact, refiere que quienes se dedican a invertir en startups nos menciona los puntos principales que evalúan durante el proceso de debida diligencia, siendo ésta: documentación legal en orden, patentes y registros de sus productos, perfiles de los socios, estudio de mercado y que cuenten con procesos contables y datos históricos de contabilidad.

3.Carta de intención (LOI): Es el mecanismo inicial para formalizar la inversión, en la que se debe incluir las condiciones generales de la inversión como las condiciones de la compraventa de acciones y condiciones de acuerdo de accionistas. Hay que considerar que existen aspectos que no son jurídicamente vinculantes y otros que sí generan compromisos obligatorios, como la confidencialidad del negocio y la exclusividad frente a otros potenciales inversionistas.

  1. Contratos: Paso final para formalizar la inversión, los contratos deben dejar establecido el tiempo y porcentaje del retorno de la inversión así como los mecanismos de salida de la misma.

 

Un 54% de ellos no está generando ningún empleo adicional al propio. Además, tienen poco capital en giro: un 60% de estos emprendedores tienen un capital en giro menor a los Q.10 mil.

“Si bien Guatemala es uno de los países con mayor nivel de actividad emprendedora, el nivel de formalidad es muy bajo. Según las estadísticas más del 60% tienen un capital en giro menor a los Q.10 mil y más del 50% no generan empleos adicionales. Nuestro objetivo en Fundación Paso 2 es disminuir la brecha económica que impide a los emprendimientos asesorarse legalmente desde sus inicios, de manera que más empresas entren a la formalidad y puedan acceder a inversión”.  (CZ Fundación Paso 2).

Algunas estadísticas adicionales del Monitor Global de Emprendimiento (2016-2017). Guatemala

 

  • De todos los entrevistados, el 95% consideró que el poner un negocio es una forma deseable de ganarse la vida. Ocupa por tres años consecutivos el primer lugar en la valoración que genera el emprender como una ocupación deseable para generar ingresos
  • La Tasa de Emprendimiento Temprano (TEA) contabiliza las personas que están poniendo en marcha un negocio o son dueñas de uno que tiene menos de 3.5 años de existenciaiendo en marcha un negocio o son dueñas de uno que tiene menos de 3.5 años de existencia.
  • La tasa de emprendimientos establecidos es la mayor que Guatemala ha experimentado desde que se midió dicho indicador por primera vez en el 2009, superando inclusive a la del año pasado, que había sido la más elevada experimentada hasta ese momento (8.1%). Asimismo, el 2.5% de la población adulta afirmó haber descontinuado algún negocio en el último año. Este dato es 1.8 veces menor al promedio observado en países latinoamericanos.
  • el 50% del total de la TEA tiene entre 18 y 34 años. Muchos emprendedores tienen poca educación formal: el 39.6% de la TEA no ha completado ni siquiera el nivel básico de educación. Una reducida minoría ha completado estudios universitarios (6.8%). El 43.5% de los emprendedores, además de atender su negocio, tienen un empleo a tiempo completo o parcial.

 

Contacto: Cristina Zachrisson

info@fundacionpaso2.org

 

Entrevista a:

  • Cristina Zachrisson, directora Fundación Paso Dos: Creemos que el primer paso son las ideas y el segundo son las estructuras que las hacen posibles. Fundación Paso 2 es una organización sin fines de lucro que se dedica al asesoramiento legal para startups y a contactarlos con programas de fomento al emprendimiento e inversionistas. Asesorando en los últimos 2 años, a más de 600 emprendimientos en Guatemala.
  • Julio Martínez, Director de aceleración de Pomona Impact: Fondo de inversión para emprendimientos sociales. Pomona Impact ha realizado 19 inversiones en nuestra área de enfoque, la cual incluye México, Centroamérica, Ecuador y Colombia, enfocando el 70% de las inversiones en el área de Centroamérica.
  • Alegalis (LEGIC Guatemala)
    • Kristine Bouscayrol, abogada especialista en startups: Directora del departamento Corporativo para la firma Alegalis quienes junto a Fundación Paso 2 asesoran a startups a través de talleres gratuitos y costos diferenciados.
    • Juan Antonio Mazariegos: Socio Director de Alegalis quienes junto a a Fundación Paso 2 asesoran a startups a través de talleres gratuitos y costos diferenciados.